martes, 21 de febrero de 2017

Maldad

Hace unos días una pareja de buenos clientes, aunque un poco secos, estaban haciendo unas gestiones con Claudio Bobo.

En mi Banco cualquier apertura de contrato lleva más papeles y firmas que un acuerdo internacional entre grandes potencias. Así somos, los más chulos, hacemos firmar al cliente hasta que tiene calambres en las manos. ¿Y decían que la era digital eliminaría papeles? ¡Ja!

Con tanto papeleo y tanta tardanza era normal que la mujer necesitara ir al lavabo. Se levantó y se lo pidió a Lupe, la subdirectora.

-Buenos días ¿Podría ir al baño, por favor?

Lupe no levantó la vista de sus papeles. Con cierto tonillo de desprecio le dijo:

-Es que los lavabos son privados y no puede entrar cualquiera.

La cliente se empezó a enfadar.

-Mire, si quiere me hago pis aquí mismo.

Lupe seguía en sus trece. Si, como a mí me dijo después, pensaba acompañarla al excusado, no se notaba ni en su tono ni en sus palabras.

-No se ponga así. Lo único que digo es que los lavabos de una empresa no están a disposición de cualquiera y por seguridad no podemos permitir el paso, pero...

Resultado de imagen de imagenes sin copyright wc pintor antonio lopez

Imagino que tras ese "pero" mi jefa pensaba ser magnánima y la hubiera acompañado, pero la mujer ya no podía más.

-¿Le estoy pidiendo un pequeño favor y me sale con esas? Le voy a decir a mi marido que cancele todas las cuentas. Es Vd. una indeseable.

Y se marchó a la calle, en busca de algún bar -lejano, por cierto- donde poder hacer pis.

Que forma más tonta de perder clientela. Es muy raro que la gente pida entrar al baño. No entiendo como Lupe tuvo tan poca sensibilidad. A veces las peores enemigas de las mujeres son las del mismo sexo.

Cuando alguno de esos jefes territoriales tan petardos pregunten "¿Por qué el matrimonio Amarillo Ríos se ha llevado sus posiciones a la competencia?", a ver como explica Lupe que fue por una simple cuestión de orines.

6 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo Zarzamora y yo , que tengo que ir con cierta frecuencia al excusado, me solidarizo con la clienta
    Por Cierto, me relaja mucho leer tus escritos por la noche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido anónimo. ¡Vaya si te relaja leer por la noche! ¡Y te entretiene! Me acabo de fijar en la hora de tu comentario. Espero que no hayas madrugado tanto como yo. De verdad, qué ilusión tener lectores nocturnos. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Por una simple meada se pierde un buen cliente. esto se llama vulgarmente: "Una cagada".
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja. Buen juego de palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Conozco a una señora que tiene que ir a miccionar con mucha frecuencia. No quiero pensar si eso la hubiera ocurrido a ella, Ni sé si hubiera retirado los fondos, o mejor fondillos, lo que sí estoy seguro es que habría montado un escándalo descomunal, vamos, de tener que llamar a la autoridad competente. Belcebú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si queremos ser una potencia en turismo hay que facilitar aseos públicos a la gente autóctona y a los turistas. Es una vergüenza que la gente tenga que meterse un café o una cerveza en el cuerpo en cualquier bar solo para poder ir al baño. Y es un apuro tener que pedir ir al baño en el Banco, en una tienda, en una oficina... porque no hay ningún lugar público donde ir. Un abrazo.

      Eliminar